Rusia podría controlar Citgo, un riesgo para la seguridad de EEUU

EEUU extendió hasta el 21 de julio de 2021 la protección a Citgo, el principal activo de Venezuela en el exterior que Maduro hipotecó. El 50,1% lo reclaman bonistas privados y el 49,9% restante lo dejó en manos de la petrolera rusa Rosneft

La situación de Citgo, la mayor filial petrolera de PDVSA en el extranjero, mantiene en suspenso no solo a Venezuela sino a los acreedores que esperan reclamar su parte, entre ellos Rusia, con el 49,9% de las acciones.

El hecho de que Rusia esté metida en el negocio, representa un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos, ya que en caso de tomar posesión, el país gobernado por Vladimir Putin se convertiría en el segundo mayor propietario extranjero con capacidad de refinación en la Unión Americana.

El dato no es menor, considerando las accidentadas relaciones entre Estados Unidos y Rusia y la ambición de Putin por expandir sus tentáculos lejos de sus fronteras.

Cuando ocurrió la negociación de los bonos 2020, Nicolás Maduro vendió el 50,1% de acciones a través de bonos a acreedores privados. El otro 49,9 % de acciones las negoció con Rosneft, la petrolera rusa.

Un artículo publicado por The National Interest insta a prestar atención a lo que puede pasar con Rusia, y ofrece alternativas a Joe Biden en pro de cuidar la soberanía estadounidense.

Una luz al final del túnel

Citgo posee oleoductos y gasoductos en todo EE.UU., unas 5000 gasolineras en 30 estados y tres importantes refinerías con capacidad para procesar 750000 barriles de petróleo por día, convirtiéndola en la sexta red de refinerías más grande de los Estados Unidos.

Los bonos que negoció el chavismo son válidos de acuerdo con la sentencia que emitió el juzgado de Nueva York a mediados de octubre. Por ello, la posibilidad que tiene Rusia de hacerse con la filial.

Como alternativa, la nota de The National Interest acerca una posibilidad encausada en la justicia norteamericana. Se trata de acudir al Comité de Inversión Extranjera del Tesoro en los Estados Unidos, encargado de revisar «fusiones o adquisiciones”.

El Comité podría aprobar la compra de acciones de Citgo por entidades estadounidenses, una tarea que no sería difícil por la rentabilidad de Citgo y lo infravaloradas que están sus acciones en la actualidad, cita el artículo.

El mensaje va directamente a Joe Biden, al que exhorta a mantener la prohibición sobre una comercialización que perjudique a la compañía.

Esta compra también podría beneficiar a Venezuela si EE.UU. pone como condición a los interesados que utilicen una parte de los ingresos de Citgo para apoyar la crisis humanitaria en la nación caribeña.

Los países que reciben a los migrantes venezolanos también podrían obtener recursos, por ejemplo Colombia, donde actualmente hay más de 1,7 millones de venezolanos, según la más reciente cifra de Migración Colombia. Es el primer país del América Latina con mayor cantidad de venezolanos en esta situación según ACNUR.

EEUU extiende la protección

La situación se tensó cuando el presidente interino Juan Guaidó, en lugar de negociar con los acreedores, introdujo directamente una demanda para exigir la invalidez de los bonos, el juzgado de Nueva York rechazó el argumento y los declaró «exigibles».

La toma de Citgo es prácticamente una realidad que no se ha ejecutado gracias a la protección del departamento del Tesoro de EE.UU.

La medida, vigente hasta enero de 2021, fue nuevamente extendida hasta el 21 julio del próximo año, dando oportunidad de hallar un nuevo recurso legal que impida la toma por parte de los acreedores.

Ahora, la administración de Juan Guiadó, y el gobierno de Estados Unidos tendrán que continuar explorando caminos.